Cala Ferriola

Estrecha y frondosa, con una entrada protegida por dos islotes y una pequeña playa al fondo, queda más expuesta a los vientos de componente norte, pero permite fondear unas cuantas embarcaciones.