Cala Pola i Cala Bona

Están abiertas al este, a muy poca distancia ente ellas, expuestas a levante. La Pola es más abierta y, igual que la Giverola, tiene detrás un camping, pero la Bona es más salvaje, se adentra profundamente al acantilado y permite el fondeo seguro con amarres de tierra.